SEGUNDA PARTE: ¿EL PUERTO DE POSORJA YA TIENE UN NUEVO ALEXIS MERA?

La carretera Playas - El Morro - Posorja. En dos años se construyeron 10 kilómetros. Foto: DP World.

Menos de medio kilómetro de carretera por mes

Los voceros de DP World admiten que, desde septiembre del 2016, cuando Herdoiza Crespo anunció públicamente que iniciaba la construcción de los 20 kilómetros de la nueva vía Playas – El Morro – Posorja (que servirá de puerta de ingreso al nuevo puerto), sólo se ha avanzado la mitad.

¿A qué se debe la lentitud? Le pregunte a Bruno Medeiros, gerente de Proyectos de DP World, y me dijo que nunca hubo prisa porque la carretera sólo será necesaria cuando el puerto comience sus operaciones.

Pero hace un año el retraso ya era visible y la empresa dio una explicación distinta En aquella ocasión dijeron que el Ministerio de Transporte y Obras Públicas se demoraba en entregarles los avalúos para las expropiaciones. El gobierno mantuvo en secreto que eso se debió a que los estudios decían que se requerirían 80 expropiaciones cuando en realidad fueron casi 300.

Trascendió también que se encontraron restos arqueológicos en una cantera de donde se tenía previsto obtener varios materiales.

La nueva explicación de que los plazos actuales estaban previstos desde el comienzo es difícil de creer, además, porque la nueva vía no sólo ahorrará 5 kilómetros en distancia física sino que evitará que el tránsito de camiones que van de Playas al nuevo puerto se mezcle con el tráfico turístico y comercial de la actual carretera, de tal modo que si la nueva vía se hubiese construido desde el inicio se habría logrado un ahorro importante en gasolina, desgaste de vehículos y tiempo de trabajo.

Hay otro problema que se deberá negociar. DP World estima que la nueva carretera, de dos carriles (y no de cuatro como alguna vez se dijo), tendrá un flujo de 225 vehículos diarios en cada sentido de la vía. Un estudio de consultores externos determinó que cuando ese tránsito se incorpore a la carretera Progreso – Guayaquil se producirán gravísimos inconvenientes, el tránsito se triplicará, y se podría destruir la carpeta asfáltica si no se construye un carril extra para vehículos pesados.

DP World no cree que esa obra adicional sea su responsabilidad, puesto que el incremento en el tránsito “dependerá también de otras obras, como el nuevo aeropuerto de Daular”.

¿Se exageraron las dificultades para el dragado?

DP World anunció inicialmente que el dragado de la vía marítima de acceso al nuevo puerto comenzaría en junio del 2017. Más adelante se anunciaron otras fechas. Finalmente el dragado comenzó recién en julio de este año (trece meses de retraso), cuando llegó a Posorja la draga Pedro Álvarez Cabral, de la empresa danesa Jan De Nul.

Draga de arrastre. Imagen: Jan De Nul

Los medios que cubrieron el arribo de la Pedro Álvarez Cabral destacaron su tecnología, pero no mencionaron que es una draga de succión, que recoge el material del fondo mediante dos tubos que “chupan” lo que encuentran. Este tipo de draga sirve para suelos “sueltos y blandos, con arena, grava, limo o arcilla” (como explica Jan De Nul en su página web), pero no sirve para suelos duros, donde se requiere de una draga de corte, de tecnología más avanzada, con un cabezal de corte giratorio que corta y fragmenta la roca del fondo.

 

Draga de Corte. Imagen: Jan De Nul

En los primeros años de “construcción” del nuevo Puerto, cuando la obra estuvo a cargo de Alinport, se dijo que la mayor dificultad para que ingresen barcos de alto calado eran precisamente las grandes rocas en el fondo del mar, que impedían su tránsito. DP World dice que sus expertos encontraron que la draga de corte sólo será necesaria por muy pocos meses, por lo que recién llegará a comienzos del próximo año, para concluir sus trabajos en junio del 2019.

Pero si el dragado no era tan complicado como se sostuvo en el pasado, ¿por qué no lo iniciaron a tiempo para que el puerto esté listo antes? DP World lo explica del mismo modo que la demora con la carretera: Las operaciones recién comenzarán en junio del 2019 así que no había necesidad de apuros.

Podría haber otra explicación: Cuando la empresa dragó las inmediaciones de lo que será el nuevo muelle (una tarea de mucho menor impacto que dragar el canal de acceso), se levantó una polvareda de protestas de camaroneros y pescadores que se sintieron afectados por el impacto ambiental de las dragas. Al iniciarse el nuevo dragado del canal, la polémica regresó.

¿Cómo se resolverá ese conflicto cuando el dragado del canal de acceso entre en su fase crítica? Difícil saberlo.

“Despacito” también suena en la terminal

En un puerto lo más importante son la terminal y las grúas. DP World dice que esas obras han avanzado un 85%, sobre todo la nivelación de suelos, el sistema de drenaje y el tendido eléctrico, así como la estructura de pilotes del muelle.

Las imágenes y videos parecerían mostrar otra realidad. Lo que se observa es un gran terreno semi vacío, con muchas tuberías y cajas acumuladas, pero sin muchas obras importantes. El pilotaje del muelle se ve incompleto, y sólo las áreas de reclamación al mar parecerían estar ya totalmente rellenas.

DP World me envió esta foto para demostrarme lo avanzados que están los trabajos en el terminal. Foto: DP World

La empresa dice que no pudieron avanzar más porque se necesitaron estudios especializados, y porque debieron comenzar desde el levantamiento topográfico y el movimiento de tierras. Por lo visto, nada de lo que se hizo en los diez años anteriores se pudo utilizar, ni siquiera los estudios. 

Con respecto a las grúas, la empresa informa que ya se están fabricando y que estarán listas en el segundo trimestre del 2019, poco antes de la inauguración del puerto.

Como la carretera, como el dragado y como todo lo demás.

 

Ir a la primera parte del artículo